Blogia
El rincón de la protesta

UN 40% DE LOS JOVENES JUEGA CON VIDEOJUEGOS VIOLENTOS

UN 40% DE LOS JOVENES JUEGA CON VIDEOJUEGOS VIOLENTOS

            Dado que ya se aproximan las navidades, sería conveniente que los padres a la hora de regalar videojuegos a sus hijos tengan en cuenta el contenido de estos juegos y las horas que sus hijos dedican a jugar ya que muchos de estos juegos reproducen conductas violentas, crean adicción y originan problemas que transcienden al ámbito familiar del niño. A continuación, podéis observar un estudio que refleja esta situación. Con todo esto no pretendo transmitir una idea negativa de los videojuegos ya que ofrecen múltiples ventajas, pero si que pretendo una llamada de atención con el fn de controlar a qué tipo de videojuegos juegan los niños y el tiempo que dedican a los mismos


Cerca de un 40 por ciento de los jóvenes reconoce jugar con videojuegos con contenidos violentos, un porcentaje que se eleva hasta un 55,61 por ciento en los adolescentes de 13 y 14 años, y casi el 38 por ciento admite que este entretenimiento les provoca problemas familiares, de estudios o físicos. Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden de un informe sobre el uso de los videojuegos elaborado por la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), basado en una encuesta realizada a 1.562 jóvenes de entre 7 y 14 años de la Comunitat Valenciana.

  

El presidente de esta organización, Fernando Móner, dio a conocer los resultados del estudio durante una rueda de prensa de presentación de la segunda parte del informe realizado, a la que también asistió la directora general del IVECE, Auxiliadora Hernández.

Móner se mostró "muy preocupado" porque "más de un 17 por ciento de los encuestados reconoce abiertamente que lo que más le gusta de un videojuego es que tenga peleas y agresiones, cinco puntos más que en el año 2001", precisó. Asimismo, concretó que el aspecto que más atrae es que sea divertido mientras que el que se pueda jugar con más gente es lo principal para el 36,8 por ciento de los encuestados y que sea realista lo valora el 35,73 por ciento de los adolescentes.

Otro aspecto que destacó fue que casi la mitad de los encuestados nunca o casi nunca se fija en el etiquetado del videojuego, con lo que "no sirve de nada la calificación recomendada por edades, ni que se especifique el tipo de contenidos que contiene".

Además, un 41,68 por ciento reconoce tener videojuegos pirateados. "El problema de los videojuegos piratas, además del económico-social, es que escapan a cualquier tipo de control sobre los contenidos y clasificación por edades, por lo que los menores pueden acceder a contenidos inapropiados sin ningún problema", advirtió.

Por otra parte, el presidente de Avacu alertó sobre los problemas familiares, físicos o de estudios que provoca el consumo de videojuegos, según reconoce más del 37 por ciento de los propios jugadores.

Entre los principales problemas, Móner indicó que el 33,55 por ciento admitió que le provocan discusiones con los padres; el 22,31 por ciento que dejan de estudiar y al 35 por ciento le causa malestar físico.

Tendencia a adicción

Asimismo, Fernando Móner alertó sobre la "creciente tendencia a cierto grado de adicción" a los videojuegos. Al respecto, precisó que más del 58 por ciento reconoce que "le cuesta" dejar de jugar y de este porcentaje, el 13,73 afirma que es algo que les sucede "siempre", lo que "supone una dependencia superior a la detectada en 2001, apuntó".

Asimismo, añadió que más del 52 por ciento de los encuestados afirma que sus padres no le dejan jugar todo el tiempo que quieren, mientras que un 11,52 por ciento responde que sí. "Es decir, que esos jóvenes no tienen ningún tipo de control", aseveró. Entre las características positivas que valoraron los encuestados en los videojuegos se encuentran "diversión, entretenimiento y distracción, juego con gente, realismo y que enseñan cosas" frente a las características negativas que subrayaron como "molestias físicas, violencia, adicción o aislamiento".

Al respecto, resaltó que los niños y jóvenes ven la violencia en los videojuegos ya que entre los siete y ocho años de los adolescentes encuestados resaltan que lo que perciben de estos entretenimientos son las drogas, asesinatos y atropellos; de los nueve a los diez, las violaciones, pegar a mujeres y venta de drogas; entre 11 y 12 años subrayan el maltrato, las violaciones y sacar los sesos; entre los 13 y 14, atropellos, descuartizamientos, y la quema de gente; y de 15 y 16 años destacan la prostitución, las masacres y el quemar colegios.

Por ello, Fernando Móner incidió en "fomentar las características positivas que los videojuegos tienen frente a las negativas, puesto que pueden aportar el desarrollo de habilidades psicomotrices, desarrollar la toma de decisiones, fomentar la resolución de conflictos, desarrollar los reflejos, la agilidad mental, la imaginación y la creatividad.

No obstante, consideró necesario "un mayor control y un etiquetado adecuado", puesto que, según aseguró, "jugar no tiene por qué ser incompatible con educar, sino que los posibles efectos positivos o negativos derivados del uso de los videojuegos dependen en gran medida de la actitud de los padres, de la selección que hacen de los videojuegos y del control sobre su uso", concluyó.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

emir -

Me gustaria saber si hay alguna pagina que califique estos juegos según su grado de violencia. Gracias

bautista -

uhhhhhhhhhhhhh esto es cualquiera la mayoria de los adolecentes juegan a juegos de deportes como el futbol(winning eleven) asi q dedjen de mentir!!!!!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres